CÍRCULO

¡El fuego se está apagando!

Irene se ha dado cuenta que los sucesos acontecen nuevamente, creando un círculo de eventos con sus emociones que antaño flameaban en señal de un pacto con sabor a eterno. Lo diferente de esta vez es que el circulo de eventos con sus emociones giran y giran a grandes velocidades (sin que Irene fuese capaz de percibirlo, hasta hoy) finalmente genera un estallido exponiendo caretas y falsas intenciones. Este es el instante preciso donde asimila que la flama se extingue.

El circulo se expande y contrae al mismo tiempo que va percibiendo como el fuego se va apagando. Si alguna vez Irene creyó ver luciérnagas a su alrededor ahora entiende que sólo fueron destellos de una vieja linterna. Juzgó erróneamente una imagen que creyó libre de filtros y retoques que al ir dándole consciencia le corroen tal cual un veneno buscando cubrir todo con cruel frialdad.

El fuego se va apagando mientras el círculo se expande y contrae al mismo tiempo. El telón se está cerrando para dar termino a la obra con el final que ella ha conocido siempre, entonces se abalanza sobre las cortinas que hacen de telón queriendo seguir ahí en el escenario con la intención de salir del círculo para romper el ciclo y así cambiar su historia.

Irene necesita encontrar el antídoto contra el veneno que la corroe desde dentro por lo que en su soledad navega hacia su centro en busca de la triaca que evaporará el tóxico que ha venido a instalarse sin invitación. ¿Cuánto tiempo pierde el hombre? Se pregunta, que sumergido en sus deseos vanos genera historias tristes repetidamente. Al fin ha hecho consciencia en su propia imagen, en las caretas que sin asimilarlo ella portaba. Irene ha dado así con el antídoto y no solo eso, Irene ha conseguido romper el círculo al seguir su propio camino y por vez primera escucha no un susurro sino el canto de su alma que a voz en grito le repite “vuelve a mi, no sigas perdiendo, te toca ganar ahora, ahora, ahora”.

El fuego se va apagando y el circulo se expande y contrae al mismo tiempo. Semillas germinan inesperadamente bajo sus pies, los brotes se dejan ver. No deja de escuchar el canto de un coro de energías repitiendo “vuelve a mi”, entonces les cede el paso y persigue esa melodía dejando tras de sí el circulo donde antaño sin saberlo se encontraba.

El círculo se expande y contrae al mismo tiempo que va sintiendo cómo el fuego se va apagando. Se va apagando…

Publicado por ckarem

Escritora aficionada, amante de la fotografía y la buena música (Hans Zimmer encabeza la lista). Fan del séptimo arte. Tengo dos violonchelos apodados Tars y Case en honor a los robot de Interstellar, película de Christhopher Nolan (mi director favorito). Amo los detalles, los símbolos y todo aquello que puedas darle más de una lectura. Certeza, unicidad, amor incondicional e intuición son parte del inicio de mi camino espiritual.

2 comentarios sobre “CÍRCULO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: