Bienvenidos

Al ir entrando en años (y no es que sea muy vieja) me ha ido haciendo bastante sentido ciertos refranes, frases, tradiciones, etc. que he escuchado y aprendido desde niña ¿Te has fijado que muchas veces vamos por la vida repitiendo lo que hace el resto sin cuestionarnos el por qué o para qué lo hacen o hacemos?, pasa lo mismo con lo que decimos. De pequeña he sentido cierta atracción por los símbolos y números, en especial cuando he ido descubriendo patrones interesantes a lo largo de los años, que seguramente en tu vida también los hay y probablemente ni siquiera te has dado cuenta, en caso contrario, un aplauso a tu lado intuitivo que en mi opinión personal te tiene “despierto” a otro nivel.

Muchas veces dudé de mi intuición y la verdad es que aún lo hago, claro que hoy en día, le presto mayor atención. Es por ello que me dejé llevar y quise vaciar aquí en este blog lo mucho que pasa por mi interior, llámese reflexiones, ideas, aprendizajes, enseñanzas, apreciaciones y otros. Podría deciros muchas cosas respecto a que quiero plasmar en este proyecto, por ahora sólo diré que “compartiré” lo que sienta deba compartir. Y lo primero de todo será enseñaros algo muy importante relacionado al título de este blog. Abracadabra.

Primero, imagina lo siguiente. Tu alma y tu cuerpo en un todo. Navegas sin saber hasta hoy en medio de un océano que muchas veces te ha llevado a la deriva en tormentas que te han hecho creer, no voy a sobrevivir y de esta no salgo. De pronto, en medio de esa crisis no esperada, en mitad de la noche logras percibir a lo lejos un efímero destello, es tan distante y débil que dudas de el, pero, a medida que la tormenta te lleva, ese destello comienza a crecer, a ser más fuerte e intenso. ¡wow!, ya lo ves todo más claro y sabes que aquello es un “faro” y como tal te muestra tu camino. Al dejarlo hacer su trabajo “para ti” te das cuentas que es más fácil encontrar el rumbo, de paso, la tormenta va cediendo y dando lugar a la calma, el alba hace su aparición y tú vas encontrando el consuelo tan esperado. Al recuperar la paz, decides acercarte, desembarcar y recorrer el faro sin saber que al sumergirte en su interior te irás llenando de una sabiduría única que potenciará todo aquello que veías en debe respecto a ti. Te sientes empoderado, más grande y al mismo tiempo más ligero, de cierto modo percibes que algo se ha encendido en tu interior y un deseo ferviente te motiva a salir de ahí para embarcarte e ir a otros sitios y compartir todo aquello que has visto y experimentado en este lugar tan especial, pero, al mismo tiempo no quieres irte porque justo aquí sientes que has regresado a casa sin siquiera saber que estabas perdido o que incluso la estabas buscando…

…dejemos esta historia aquí, por ahora. Segundo, esta es mi historia, esta soy yo. Ese faro que he visto se llama “Abracadabra” en su interior encontré sabiduría y herramientas que le dieron valor a mi intuición, que me fortaleció a tal punto que entendí que al salir de ese sitio maravilloso y embarcarme con nuevos rumbos, ese faro sería parte mía, lo ha sido en realidad, lo es y ahora pretendo yo, ser ese destello que guíe a quien lo necesite a llegar a buen puerto.

Tercero, iniciaré compartiendo la lección más importante de todas (para mí). Es obvio que conocéis la famosa y mágica oración “abracadabra y patas de cabra” usada por magos y hechiceros varios ¿Tenéis claro que los trucos de magia buscan distraer tu atención para hacerte creer que hicieron desaparecer o aparecer algo? El truco siempre es el mismo, simplemente despistarte para mostrarte una realidad alterna que nunca existió. No quiero profundizar en esto por ahora, pero sí quiero enseñaros el verdadero significado de esta famosa palabra. ABRACADABRA.

Origen Hebreo/Arameo. Significado, a’bra significa “voy a crear de la nada” y k’dabra “mientras estoy hablando” o “al hablar”. “Yo creo en lo que hablo”, o mas bien, “yo creo con lo que hablo”.

¿Notas el peso de esta, digamos, vilipendiada palabra? Abracadabra nos enseña que, todo aquello que sale de nuestra boca es algo que es capaz de crearse, manifestarse, hacerse visible, tangible, real. Ahora piensa en esto. Esta última semana, cuántas veces dijiste “no puedo”, “no lo merezco”, “no viene al caso”, “no es para mi”, “es imposible”, “para qué, sé que no resultará” y la lista sigue…

…¿es necesario explayarme? Tal vez sí y lo haré a medida que vaya compartiendo más de mi viaje en este blog. Recuerda. Mi historia comienza en un barco llevado por la tormenta que finalmente es guiado por un faro llamado Abracadabra y pues aquí estoy “compartiendo” contigo aquello que vi, experimenté y aprendí en mi estadía en ese faro.

El barco donde viajo se llama Lekabel, lo interesante es que al inicio de esta historia aseguraría que navegaba sola, en cambio hoy, puedo aseverar lo equivocada que me encontraba, en realidad caí en el juego del “mago” creyendo una verdad que nunca existió y más bien que me alejó de lo cierto, donde descubrí que en este barco vamos muchas personas, las que al ir conociéndolas me alimentan más de todo aquello que pude apreciar en el faro.

Bienvenido a Abracadabra donde espero iluminarte con aquella sabiduría que he ido ganado en cada tormenta.

ENTRADAS


Sigue Mi Blog

¿Quieres enterarte de un nuevo post al instante? Ingresa tu correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: