DIOS BENDIGA EL REGGEATON

Si me conoces seguramente te estarás preguntando si acaso es broma el título de este post o si me he golpeado duro en la cabeza por atreverme a escribir o expresar algo así. Y para quienes no me conocéis, os comento que dentro de mis preferencias musicales el reggaetón está por el tope de mi lista pero cuando la vez del revés. Pero no he venido hoy a platicar de música o gustos musicales, al menos no directamente. Más bien quiero compartiros una reflexión que surgió hace unos días atrás luego que la frase que titula este post llamara mi atención dentro de la letra de un reggaetón que sonaba en el mismo espacio/tiempo donde me encontraba.

Todo surgió con la famosa frase y mi pregunta ¿Dios bendice el reggaetón? Y mi respuesta inmediata fue, sí, claro que sí, porque Dios es AMOR y está en todo. Entonces mis neuronas muy veloces y entusiasmadas con esta importantísima navegación en mi corteza cerebral motivada más bien por un reflejo espiritual (siempre intento que sea lo espiritual ante lo físico) me hizo caer en cuenta que alguna de las canciones que me han dedicado son de este género, lo cual no me incomoda y más bien me hace bastante gracia, como así también descubrir que muchas veces cuando conozco a alguien se esfuerza en extremo por tener gustos similares a los míos e incluso niega o esconde su real interés en lo que realmente disfruta, como por ejemplo este tipo de música.

Creo que nunca lo he dicho pero valoro el gesto, aunque lo cierto es que no hace falta ni mucho menos es necesario. Tendemos a creer que la persona que nos interesa debe tener los mismos gustos, sueños y similitudes nuestras. El tiempo me ha demostrado una y otra vez que eso es mero complemento, sólo complemento. Ahora mismo mi idea no es hablar de relaciones perfectas, parejas y amor, eso lo dejaré para algo más extenso en otro espacio/tiempo.

Y más allá del mensajito obvio y cliché acerca de ser verdaderos, si algo valoro detrás de esta autenticidad y sinceridad en una persona es recordarla más tarde justamente por aquello que no tiene en común conmigo, al menos para mí es magia, la fuerza gravitacional que llevará a esbozar una sonrisa interna y externa al mismo tiempo porque la simplicidad de tu autenticidad es lo que finalmente enamora.

Lo dijo Isaac Newton “la naturaleza se complace con la simplicidad” así que dejemos de lado los esfuerzos en ponernos caretas o ser artificiales. Abraza tu originalidad y deja que la naturaleza se complazca de ti.

Mantengo mi certeza que seguramente habrá alguien que por efecto gravitacional esboza sonrisas internas y externas cada vez que suena Hans Zimmer.

Publicado por ckarem

Escritora aficionada, amante de la fotografía y la buena música (Hans Zimmer encabeza la lista). Fan del séptimo arte. Tengo dos violonchelos apodados Tars y Case en honor a los robot de Interstellar, película de Christhopher Nolan (mi director favorito). Amo los detalles, los símbolos y todo aquello que puedas darle más de una lectura. Certeza, unicidad, amor incondicional e intuición son parte del inicio de mi camino espiritual.

2 comentarios sobre “DIOS BENDIGA EL REGGEATON

  1. Por un momento pensé que se trataba de una broma, y luego me percaté de que era cierto, el regetón se ha infiltrado entre tus venas, te infectaste y lo peor has tenido el descaro de culpar a Dios de bendecir algo tan abismalmente aberrante.

    Qué te está sucediendo oye

    Jajajaja bromita

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: